GETXO SASKIBALOI TALDEA

  • equipos-getxo-basket-1024.jpg

Los cuatro equipos de categoría mini han disputado este fin de semana la tercera edición de la Easo Mini Kopa en tierras donostiarras, donde el basket y la diversión han ocupado las 24 horas del día.

El sábado los equipos minis madrugábamos para ir a Donosti a jugar la III Easo Mini Kopa.

Nada más llegar los chicos marchaban al Polideportivo Manteo, que sería la sede de la competición masculina, mientras que las chicas nos quedábamos en el colegio Jesuitas, del cual no nos moveríamos hasta acabar la jordana de este día.

Tres de los cuatro equipos que íbamos entramos en acción a las 12:00 de la mañana, poco después de llegar a la capital guipuzcoana, los dos equipos masculinos y el mini 2003 femenino. Los minis del 2002, dirigidos por Arkaitz jugaron contra el Quintiliano, equipo que acabaría proclamándose campeón de la categoría. Pese a las ganas y el empeño que pusieron los nuestros, poco pudieron hacer contra el poderío de los de Calahorra, que pronto cerraron acta. En la cancha contigua los pequeños debutaban contra Easo Mendaur, con un guión bastante distinto al partido de sus compañeros de un año más. El equipo de Eduardo vencía por 66-42 en un partido que tenía que servir para quitar los nervios del primer partido. En el colegio Jesuitas, las minis del 2003, entrenadas por  Erlantz salían derrotadas por 47-40 contra Easo Aballarri. Las jóvenes jugadoras salieron a por todas desde el inicio, yendo por delante en el marcador durante una gran parte del partido. Aún así, la fatiga hizo mella en las jugadoras getxotarras y la calidad de Uxue, una jugadora del Easo que disputó cinco de los seis sextos, hizo que la victoria se quedara en tierras donostiarras.

Nada más acabar estos partidos, a las 13:30, los partidos no paraban, los chicos de Arkaitz descansaban, los dos equipos del 2003 repetían partido y las minis del 2002, comandadas por Idoia entraban en acción por primera vez.

En este caso no salió cara en ninguno de los tres partidos. Las mayores jugaron contra Easo Txindoki, en el que Jimena Cobo, que ha disputado recientemente el campeonato de España con Euskadi, fue demasiado para las nuestras. Las de Erlantz acusaron el cansancio del partido anterior y les costó entrar en partido contra el otro equipo que Easo presentó en este grupo, el Easo Menditxu. Tras cuatro sextos en los que las jugadoras getxotarras se exprimieron para que las locales no se escaparan en el marcador, en los dos últimos sextos sacaron fuerzas de flaqueza, demostrando una determinación impresionante y fueron capaces de ponerse incluso a dos ya entrados en el último periodo. Aún así el tiempo reglamentario acabó con un 46-42 a favor de las donostiarras, por lo que la primera victoria en el campeonato todavía debía esperar.

En el polideportivo Manteo los pequeños de Edu también afrontaban su segundo partido sin descanso. Aún así fueron capaces de competir los 48 minutos de juego, acabando el tiempo reglamentario con un ajustado 45-39 que dejaba el balance de los chicos del 2003 en 1-1.

Mientras estos tres equipos sudaban de lo lindo en las distintas canchas que la organización dispuso, los de Arkaitz disfrutaban de una merecida comida, que constaba de un plato de macarrones, seguido de un par de hamburguesas y con helado de postre.

Tras acabar de comer los minis del 2002, los otros tres equipos entrábamos en el comedor del colegio Jesuitas, con bastante hambre debido a la hora en la que habíamos desayunado y la hora que era (sobre las 3 de la tarde).

Aunque la competición se reanudó a las 16:00, ninguno de los cuatro equipos getxotarras tuvimos que jugar, por lo que había que esperar hasta las 17:30 para poder ver a nuestros jugadores en acción.

Esta vez el equipo que descansó fue el de las jugadores del 2003, que al igual que habían hecho sus compañeras mayores en el partido de la mañana, aprovecharon para animarlas en su duelo contra Hondarribia. El inicio no presagiaba nada bueno para las pupilas de Idoia, hasta que la entrenadora se percató de la defensa 2-3 que había preparado el entrenador del conjunto colorado. Rápidamente avisó al árbitro que ordenó quitar esa defensa bajo amenaza de técnica. Pese a que el entrenador hondarribiarra decía que no había ordenado dicha defensa a sus jugadoras, a partir de ese momento nuestras jóvenes asumieron el dominio del partido, llegando al final de los 48 minutos con un claro 67-46.

En el polideportivo Manteo los aficionados del Getxo tenían un ojo en cada cancha. Los jóvenes comandados por Arkaitz no levantaban cabeza. Si a la mañana habían jugado contra los que serían los subcampeones al final del torneo, esta vez se medían a los futuros campeones, el Easo Adarra. Al igual que en el primer partido, poco pudieron hacer nuestros minis para enfrentarse a los donostiarras.

En la pista de al lado, los de Edu jugaban el tercer partido del día, con la intención de quitarse el mal sabor de boca de la derrota de antes de comer. Y así fue. Pese a que Aste Santua trató de oponer resistencia, los del 2003 se sacudieron esa resistencia venciendo por 54-40 y clasificándose para la gran final de su categoría.

Cuando finalizaron estos tres partidos, los jugadores encaminaron camino de vestuarios para darse una más que merecida ducha e irse a probar la suculenta cena que les esperaba en Orio, pero todavía había un equipo que tenía que entrar en acción otra vez. Eran las jóvenes jugadoras del 2003, que debía enfrentarse a Hondarribia. Comentar que en el partido de las compañeras del 2002, jugadoras de ambos equipos habían estado hablando y acercando posiciones, objetivo principal, a nuestro modo de ver, de torneos de este tipo.

Aún así, esto no privó que los dos equipos salieran a dar el do de pecho para acabar la jornada con buen pie, y en nuestro caso, colocar la primera victoria en nuestro casillero. Pero no fue posible, las horas inactivas, unidas al cansancio que supone madrugar, viajar y jugar dos partidos seguidos no nos dejaron ser regulares en nuestro juego. Aguantamos los primeros minutos pero pronto Hondarribia comenzó a distanciarse en el marcador, principalmente gracias a una de sus jugadoras grandes, María, que a base de rebotes hizo daño. Nosotras por contra, tuvimos mala suerte en varias acciones fáciles que no entraron y que nos hubieran acercado en el marcador. Aún así las ocho jugadoras de las que disponía Erlantz cumplieron un gran papel.

Como ya he dicho, mientras las pequeñas jugaban su último partido, las minis de Idoia y los pupilos de Arkaitz y Edu disfrutaban de una cena que fijo que, viendo como lo agradecieron posteriormente las del 2003, ellos también la disfrutarían de lo lindo. Esta vez no teníamos menú cerrado, sino que podíamos elegir entre lo que nos ofertaban: de primero una rica ensalada mixta o un plato de arroz a la cubana que aparte de rico tenía una bonita presentación. Como segundo plato la oferta se extendía a tres, muslo de pollo, pechuga de pollo o albóndigas caseras, todo ello bien acompañado por una ración de patatas fritas. Para acabar fruta o yogur y tras ello, bus y al albergue, donde nos esperaban nuestros compañeros de club.

Una vez en el albergue, acompañados por los dos equipos de Askartza y algún equipo de Easo, la cama resultaba apetecible, pero resultó que todavía tenían energías para aguantar despiertas más tiempo. Poco a poco fueron cayendo, pero una vez pasadas las 12 de la noche, pues el domingo era el cumpleaños de Sara Francia y ninguna jugadora quería acostarse sin felicitar a la joven jugadora de Idoia (Desde el club ZORIONAK SARA).

Los entrenadores, mientras ojeábamos que todos durmieran, compartíamos opiniones sobre este deporte con gente de los otros clubes que nos acompañaban en el albergue, haciendo la experiencia más enriquecedora.

El domingo también tocaba madrugar, para las 8:20 ya estábamos todos los del albergue en pie, preparando las mochilas para a las 9 poder estar en el comedor y desayunar antes de los partidos.

Los primeros en abandonar el albergue y entrar en acción fueron los jugadores de Arkaitz, que debían medir fuerzas al Easo Onyi en un partido en el que los jóvenes getxotarras salieron derrotados por una diferencia cercana a los 30 puntos.

Tras estos partidos, los otros tres equipos salíamos dirección Donostia. Los dos equipos femeninos teníamos en mente el mismo objetivo, finalizar el campeonato en tercera posición, mientras que los pupilos de Eduardo buscaban algo más ambicioso, conseguir el título de campeones de la Easo Mini Kopa 2014.

En el colegio Jesuitas Idoia y sus jugadoras se enfrentaban al Eskoriatza y pese a las ganas que demostraron las jóvenes, no pudieron vencer a las eskoitzarras.

En el mismo colegio pero en distinta cancha las de Erlantz saltaban a la cancha con la clara intención de quitarse la espina del día anterior venciendo a las jugadoras del Easo Menditxu, contra las que ya habían jugado el día anterior y habían salido derrotadas por 4 puntos. Esta vez las de Getxo, más frescas, salieron de nuevo a comerse el mundo. Pese a ello, la defensa era irregular lo que hacía que las donostiarras siguieran siempre en una distancia incómoda. Fue entonces cuando, tras unos buenos puntos tras rebote de Naroa, buenas jugadas de Kathe ante la pívot rival y una canasta lejana en los últimos minutos de Marta, dejara el partido visto para sentencia. La actuación de las otras cinco jugadoras fue también vital en el desarrollo del partido, con la entrega de Olatz,  Lucía y Kafale y el hecho de que Enara y Olalla jueguen la liga en categoría especial (junto a Naroa). El resultado fue de 52-40.

En el pabellón de arriba, Manteo, los chavales de Edu salían ambiciosos buscando traer a Getxo el título de campeones, pero el rival, Easo Udaburu (que ya les había ganado el día anterior) no iba a ser menos. Al igual que el día anterior el conjunto local fue superior a los nuestros que salieron derrotados por 42-55 y con un más que meritorio subcampeonato, aunque les haya podido saber a poco.

Cuando tres equipos ya habíamos dado por finalizada nuestra actividad, a los de Arkaitz todavía les quedaba un partido más, contra los vecinos del Askartza. Los claretianos se habían reforzado para este torneo con Iñigo Pedrosa, jugador nacido en el 2002 que en la competición local juega en el equipo infantil de su colegio y que ha participado este año en los campeonatos de Euskadi y España que se han disputado en Arrasate y Cádiz. En este último partido los de Arkaitz tampoco pudieron vencer y cerraron su participación en el torneo con una derrota cercana a los 40 puntos.

La valoración final de los cuatro entrenadores es positiva, ya que aparte de que los chavales hicieron es que tanto les gusta, que es jugar a baloncesto, pudieron hacerlo contra gente contra la que habitualmente no compiten y tienen otra forma de trabajar. Además de eso, la estancia en el albergue hizo que los jugadores y entrenadores conociésemos y tuviésemos tiempo para charlar con gente de otros clubes.

Sobre la clasificación, final así finalizaron nuestros equipos.

Mini masculino 2002 (Arkaitz) → 5ª posición

Mini masculino 2003  (Eduardo) → 2ª posición

Mini femenino 2002 (Idoia) → 4ª posición

Mini femenino 2003 (Erlantz) → 3ª posición

Gracias a todos los aitas y amas que nos estuvieron acompañando durante todo el fin de semana y que no dejaron de animar a nuestro equipos en busca de una buena clasificación.

AUPA GETXO!!

Todas las fotos de la Easo Kopa en: Picasa

No tiene permiso para enviar comentarios.

Equipo   |   Aviso Legal   |   Cookies    |   Buscar

   Luis López Oses - 48990 - Getxo  ☎ _______        

Copyright © 2018. Todos los derechos reservados.

national cpr association